Avispón gigante de Asia llega a EU; temen que acabe con población de abejas

Fuente/UNO TV

La especie originaria de Asia llamada “Avispones Gigantes” o “Asesinos” fue reportada en Estados Unidos por lo que se ha generado alerta ante la peligrosidad que representa este insecto para la apicultura y los seres humanos.

El avispón gigante fue avistado en Estados Unidos por apicultores que reportaron el asesinato de sus abejas, dato que confirmó el Departamento de Agricultura del estado de Washington.

Desde noviembre de 2019 el apicultor Ted McFall descubrió varios miles de abejas decapitadas en su colmenar.

Ahora, los expertos están buscando un método para erradicar a los insectos antes de que su población crezca.

Este insecto mide 5 centímetros de largo y tiene una envergadura alar de hasta 7.5 centímetros, su picadura causa un insoportable dolor y suele ser comparada con la mordedura de serpiente, más de una picadura podría causar la muerte a una persona; en Japón, estos insectos matan hasta 50 personas al año.

Los científicos no saben cómo estos avispones gigantes nativos de Asia terminaron en el estado de Washington. A veces son transportados en cargas internacionales, en algunos casos son deliberadamente liberados.

La preocupación para los apicultores y agricultores es mucha porque los avispones gigantes asiáticos pueden usar sus mandíbulas con forma de aletas de tiburón para eliminar una colmena de abejas en cuestión de horas, decapitando a las abejas y arrancando los los tórax para alimentar a sus crías.

Además los avispones gigantes cuentan con un potente veneno y un aguijón, lo suficientemente largo como para perforar un traje de apicultura.

Para exterminar a la especie, los entomólogos han colocado cientos de trampas por todo el estado. Además, han subrayado la necesidad de «enseñar a las personas cómo reconocer e identificar este avispón mientras las poblaciones son pequeñas, para que podamos erradicarlo mientras aún tengamos una oportunidad».

Los científicos trabajan a marchas forzadas en la búsqueda a gran escala de los avispones, preocupados de que los invasores puedan diezmar las poblaciones de abejas en los Estados Unidos que podría llevarla a su extinción en esa zona.

Chris Looney, entomólogo del Departamento de Agricultura del Estado de Washington dijo que si no se logra detener a los avispones gigantes en los próximos años, probablemente no se logre detener la tragedia ecológica que representa perder a las abejas”.