“Nos fue muy bien, requetebien, México tuvo un trato especial”: López Obrador presume triunfo en OPEP+

Fuente/INFOBAE

El presidente de mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes que México recibió un trato especial de las naciones productoras de petróleo, al referirse a las negociaciones entre los miembros de la OPEP+ para alcanzar un recorte de suministros a fin de apuntalar los precios.

Luego de cuatro días de negociaciones, el grupo OPEP+ de productores petroleros -integrado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y otros países- acordó el domingo reducir su bombeo en 9,7 millones de barriles por día (bpd) en mayo y junio, lo que representa cerca de un 10% del suministro global.

“Nos fue muy bien, requetebien, México tuvo un trato especial», dijo López Obrador, después de que México aceptara en el acuerdo rebajar su producción de crudo en 100,000 bpd a partir del próximo mes.

El mandatario agregó que México “fue respetado por el concierto de estas naciones productoras de petróleo”. “Fue algo excepcional, también, nunca visto este acuerdo”, añadió.

Los principales productores de petróleo del mundo, este domingo, lograron un acuerdo histórico para reducir la producción mundial de crudo y poner fin a una devastadora guerra de precios.

Después de una semana de maratónicas conversaciones bilaterales y cuatro días de videoconferencias con ministros de todo el mundo, finalmente surgió un acuerdo para abordar el impacto de la pandemia mundial en la demanda.

Las conversaciones casi se desmoronaron debido a la resistencia de México, pero volvieron después de un fin de semana de diplomacia urgente, con el reloj corriendo hacia la apertura del mercado.

La OPEP + recortará 9.7 millones de barriles por día, justo por debajo del plan inicial de 10 millones.

Con el coronavirus paralizando los viajes aéreos y terrestres, la demanda de gasolina está colapsando y los precios se han reducido considerablemente.

Eso amenazó el futuro de la industria petrolera de Estados Unidos y la estabilidad de los estados dependientes del petróleo, al tiempo que acumulaba más desafíos en los bancos centrales que luchaban contra las consecuencias de la pandemia.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, agradeció el apoyo de todos los países que integran la OPEP+ por medio de su cuenta de Twitter:

(Foto: @rocionahle)
(Foto: @rocionahle)

“México agradece todo el apoyo de los países de la ⁦@OPECSecretariat en la reunión extraordinaria realizada el día hoy. El acuerdo unánime de los 23 países participantes dará de inicio una reducción en la plataforma petrolera de 9.7 millones de barriles a partir de Mayo”.

Por su parte, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, reconoció el trabajo de la secretaria de Energía para defender los intereses del país y la estrategia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“Muy buen trabajo de Rocío Nahle, defender los intereses de México y a la vez facilitar acuerdo para detener caída de los precios del petróleo. La estrategia que diseñó el presidente López Obrador funcionó. Buena noticia!!!”, escribió Ebrard, en redes sociales.

López Obrador obtuvo una victoria política el domingo al convencer a las naciones petroleras de que le permitieran reducir la producción mucho menos que otros miembros de la OPEP +, reforzando su proyecto nacionalista para revivir al productor estatal Pemex.

(Foto: @m_ebrard)
(Foto: @m_ebrard)

México solo recortará 100,000 barriles, solo una cuarta parte de su participación prorrateada de la reducción de 9.7 millones de barriles por día acordada por las naciones productoras de petróleo que forman la OPEP +. Después de tres días de resistencia por parte de México, el grupo abandonó la propuesta inicial de cortar 10 millones de barriles por día, ya que los países petroleros más experimentados, incluida Arabia Saudita, no pudieron convencer a López Obrador de implementar un corte más profundo.

Estados Unidos, Brasil y Canadá, los otros grandes productores de petróleo en las Américas, contribuirán con un total combinado de 3.7 millones de barriles a medida que disminuya su producción.

El resultado es una victoria para un presidente que demostró una vez más que sus objetivos nacionales se elevan por encima de todo lo demás, particularmente cuando se trata de la industria energética. Revertir 15 años de caídas en la producción de petróleo en la compañía petrolera estatal Petróleos Mexicanos, o Pemex, ha sido uno de los principales objetivos de la administración López Obrador, lo que explica la renuencia del presidente a aceptar reducciones voluntarias más grandes, incluso si eso significó enojar a otras naciones y arriesgarse. fracaso de un histórico acuerdo petrolero.