A petición de Pelosi, frena la deportación

A solicitud de los demócratas, he aplazado dos semanas el Proceso de Retiro de la Inmigración Ilegal (deportación) para ver si los demócratas y los republicanos pueden ponerse de acuerdo (para reformar la ley)”.

Donald Trump, presidente de EU.WASHINGTON, EU.- El presidente Donald Trump suspendió temporalmente ayer una operación nacional para deportar a personas que viven ilegalmente en Estados Unidos, incluidas familias, diciendo que dará a los legisladores dos semanas a fin de que encuentren soluciones a la problemática de la frontera sur.
Trump adoptó la decisión después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, le telefoneara el viernes para solicitarle que cancelara las redadas.

Ambos hablaron unos 12 minutos, según una persona enterada de la situación pero que no estaba autorizada a hacer declaraciones sobre el asunto. Tras la plática, el mandatario dijo que sopesaría la petición, según la fuente.


Sin embargo, tres funcionarios del gobierno dijeron que la cancelación del operativo que empezaría hoy no era sólo un asunto político.
Indicaron que altos funcionarios del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) manifestaron su seria preocupación de que la seguridad de los agentes estaría en peligro porque muchos detalles de las redadas se hicieron públicos.

Las fuentes solicitaron el anonimato para hacer declaraciones sobre las conversaciones privadas.

He aplazado dos semanas el proceso (de deportación) para ver si los demócratas y los republicanos pueden ponerse de acuerdo y hallar una solución a los problemas de asilo y resquicios legales en la frontera sur”, escribió Trump en Twitter. “Si no, ¡las deportaciones empezarán!”.


Estaba previsto que las redadas, que suscitaron la ira y preocupación entre los defensores de los inmigrantes, comenzaran hoy contra personas sobre las que pesan órdenes definitivas de deportación, incluidas familias cuyos casos de inmigración fueron resueltos sumariamente por los jueces.
Trump avisó inicialmente de las redadas cuando anunció la operación en un tuit a principios de la semana, diciendo que se avecinaba un operativo y la agencia comenzaría a deportar a “millones” de indocumentaos.

Después, las filtraciones a la prensa incluyeron pormenores delicados sobre el accionar policial, como el día en que empezarían las redadas, hoy, así como los nombres de las ciudades donde se efectuarían y otros detalles operacionales.


Carol Danko, portavoz del ICE, censuró ayer en un comunicado las filtraciones debido a sus posibles consecuencias y la seguridad para el personal de la agencia.

Con información de AP