Solicita México a Líbano la extradición de Kamel Nacif, involucrado en el caso Lydia Cacho

Aristegui 

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó a Líbano la extradición del empresario textilero Kamel Nacif Borge para que enfrente a la justicia mexicana por su presunta responsabilidad en el delito de tortura cometido en contra de la periodista Lydia Cacho.

Así lo informó este viernes, en su debate con Edgardo Buscaglia en Aristegui Noticias, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, si bien no mencionó a Nacif por su nombre. Al parecer, Nacif no ha sido detenido, pero la FGR y la SRE han iniciado el proceso de extradición.

El Ministerio Público Federal reactivó la investigación de este caso a la llegada de la administración de Gertz Manero y en 2019 se retomó el asunto y se lograron obtener órdenes de aprehensión en contra del empresario textilero y del ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres.

Kamel Nacif huyó a Líbano, su país de origen, luego de que en abril de 2019 un tribunal unitario de Quintana Roo libró orden de aprehensión en su contra y también del ex gobernador de Puebla Mario Marín y otros, por su presunta responsabilidad del delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho Ribeiro en diciembre de 2005, en represalia por haber dado a conocer una red de pederastia a través de su libro Los Demonios del Edén..

Durante su debate con el académico Edgardo Buscagia, este viernes en Aristegui Noticias, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, expresó lo siguiente:

En el asunto de Lydia Cacho, un asunto muy doloroso que volvimos a retomar porque se había perdido, logramos obtener las órdenes de aprehensión que nadie había podido obtener.

Y una vez que las obtuvimos, a uno de los delincuentes ya lo tenemos en la cárcel, el otro huyó al Líbano, donde tenemos un proceso de extradición.

En 2005, Kamel Nacif, conocido como el ‘‘Rey de la mezclilla’, pidió a funcionarios del Gobierno de Puebla detener a la periodista Lydia Cacho en Quintana Roo en represalia por exhibir su participación en una red de pederastía en el libro “Los Demonios del Edén”.

Mediante una llamada telefónica a finales de 2005, Kamel Nacif agradeció a Mario Marín su intervención y le ofreció enviarle dos botellas “bellísimas” de coñac. El entonces gobernador le dijo: “acabo de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad, y quien comete un delito se llama delincuente. Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad”.

Autor entrada: Editor_enlacemx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *