Por pandemia, dejan de pagar sus deudas; encuesta

Fuente/EXCELSIOR

CIUDAD DE MÉXICO.

La falta de recursos durante la pandemia ha pegado más fuerte entre las familias con niñas, niños y adolescentes, por lo que han tenido que recurrir a los préstamos y han dejado de pagar deudas e inclusive servicios básicos como la renta.

De acuerdo con la Encuesta de Seguimiento de los Efectos del Covid-19 en el Bienestar de las Niñas, Niños y Adolescentes (ENCOVID-19 Infancia) —elaborada por la Universidad Iberoamericana, con apoyo de Unicef México, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), SIPINNA y Acción Ciudadana Frente a la Pobreza— los hogares con menores de edad son los que más han tenido que recurrir al endeudamiento o a empeñar objetos de valor para solventar los gastos.

Según los resultados del estudio, 29.8% de las familias donde habitan menores de 18 años tuvo que pedir prestado a conocidos, mientras que 20.7% dejó de pagar sus deudas ante la pérdida de empleos e ingresos que ha caracterizado este periodo.

Las familias con menores son más vulnerables ante la crisis, ya que 62.2% de las personas que las integran está empleado en el sector informal. Además, reportan menos recursos para poder quedarse en casa y se trata de hogares con un mayor número de integrantes.

Dejan de pagar renta 1 de cada 5 hogares

Los niños, niñas y adolescentes son los más afectados por la crisis económica derivada del covid-19.

Vender o hacer algo para ganar dinero, usar tarjetas de crédito, recurrir a prestamistas o bancos, empeñar o vender objetos de valor, pedir prestado a conocidos, dejar de pagar renta o servicios y de pagar deudas son parte de las cosas que los mexicanos han tenido que hacer para lidiar con la falta de recursos durante el periodo de la pandemia.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Seguimiento de los Efectos del Covid-19 en el Bienestar de las Niñas, Niños y Adolescentes (ENCOVID-19 Infancia), elaborada por la Universidad Iberoamericana, con apoyo de Unicef México, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEA), el Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) y Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, los hogares con menores son los que más han tenido que recurrir a estas estrategias por la falta de recursos necesarios para solventar los gastos familiares.

El 29.8 por ciento de las viviendas donde habitan menores de 18 años tuvo que pedir prestado a conocidos, mientras que 20.7 por ciento dejó de pagar sus deudas.

Los datos del estudio realizado revelan que uno de cada cinco hogares (20.2 por ciento) definitivamente tuvo que dejar de pagar sus servicios o la renta.PUBLICIDAD

El reporte señala que el 14.5 por ciento de los hogares se vio en la necesidad de empeñar o vender; 0.3 por ciento tuvo que vender o hacer algo más para ganar dinero y 4.3 por ciento utilizó sus tarjetas de crédito o incluso recurrió a prestamistas o bancos.

“Ante la emergencia, muchos hogares han optado por estrategias financieras que ponen en riesgo su patrimonio, particularmente en hogares con niños, niñas y adolescentes”, advirtió Graciela Teruel, investigadora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de la Universidad Iberoamericana.

De acuerdo con la encuesta, las familias con niñas, niños y adolescentes en México enfrentan la cuarentena por el covid-19 con mayores desventajas.

Sólo 58.3 por ciento de los hogares con niños reportan tener los recursos suficientes para quedarse en casa, como lo establecen las recomendaciones sanitarias en este periodo, en comparación con 71.1 por ciento de los hogares donde no hay habitantes menores de 18 años.

Mientras las familias con niños tienen en promedio 4.9 integrantes, aquellas sin ellos cuentan con 2.6 integrantes.

De manera paralela, 62.2 por ciento de las personas que trabajan en hogares donde hay niños están empleadas en el sector informal.

“Ambas condiciones hacen muy vulnerables a los hogares con niños, niñas y adolescentes a la pérdida de empleos e ingresos que ha caracterizado esta crisis”, concluye el reporte.

SUFREN INSEGURIDAD ALIMENTARIA

Estudio revela la crisis que atraviesan los mexicanos para satisfacer su alimentación.

Los resultados de la ENCOVID-19 Infancia sobre los efectos del coronavirus indican que casi 50 por ciento de los hogares en México donde habitan menores de 18 años enfrentan inseguridad alimentaria leve y 25.3 por ciento sufren inseguridad alimentaria moderada o severa.

Señala que 73.5 por ciento de los hogares con niñas, niños y adolescentes reportaron una reducción en el ingreso del hogar en mayo, respecto al mes febrero. En los hogares con menores ingresos, la reducción fue en promedio de 52.8 por ciento.

“Cuando uno está perdiendo ingresos, ya sea porque fue desempleado o porque corrieron a alguien del hogar, eso realmente se está traduciendo en presiones dentro de los hogares para satisfacer necesidades básicas, dentro de ellas, la más importante es la de la alimentación”, advirtió Graciela Teruel, investigadora del EQUIDE.

Según la encuesta  otra forma en la que las presiones financieras están afectado a las familias es con la ansiedad, que se asocia, a su vez, con mayores niveles de inseguridad alimentaria.

Por ejemplo, en aquellos hogares donde los niveles de inseguridad alimentaria van de moderada a severa, el 48.42 por ciento presenta síntomas de ansiedad.

“Especialmente preocupantes son los datos de falta de seguridad alimentaria, esta falta de seguridad alimentaria afecta casi a tres cuartas parte de los hogares con niños, niñas y adolescentes y también el impacto socioemocional y en la violencia familiar de la pandemia”, indicó.

Si haces click en la siguiente imagen puedes visitar nuestra sección de última hora.

Autor entrada: Editor_enlacemx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *